Contact Phone:

El yoga

MI PRIMER CONTACTO CON EL YOGA:

En un momento en el que el concepto “no tengo tiempo” se hace cada vez mas presente y con ello también alguna que otra contractura, el yoga aparece en mi vida. Fue un bálsamo…
Enseguida me di cuenta de que en los últimos años no me había detenido ni a respirar un momento. Eso fue lo primero que aprendí…
Fue un gran paso y lo que marco la diferencia: la respiración larga y profunda, la respiración de fuego, la respiración sitali pranayama, me fueron llevando a un estado natural de calma.

Conforme iban sucediendo acontecimientos e iba aplicando la respiración adecuada me daba cuenta de cual importante que era;
- Que no podía dormir; respiraba tan solo por la fosa nasal izquierda tapando la fosa nasal derecha durante unos minutos y conseguía entrar en el sueño…
- Una situación de nervios; aplicaba la respiración de fuego durante unos minutos y llegaba la calma…

Pero, no fue tan solo la respiración…
Mi cuerpo comenzó a liberar tensión. Los diversos estiramientos a través de las asanas (posturas), los mudras (posiciones de las manos) el movimiento energético a través de todo el trabajo de la kriya (secuencia de posturas, respiraciones, mudras…) fueron mejorando las dolencias de mi espalda, las lumbares y sobre todo mi cuello…
Las meditaciones fueron descargando la tensión de mi mente y los mantras cambiando mi nivel de vibración, de frecuencia…
Experimenté entonces lo que para mí significa el yoga; unión. De qué? de aquello que realmente soy, reconocerme en la vibración de mi mente, la vibración de mi cuerpo y la vibración de mi alma. Cuanto mas cerquita estoy de aquello en lo que mi alma vibra, más real, más verdad y con más calma y consciencia actúo…
En el trabajo, en casa, en mis relaciones, con las peques, todo ha cambiado. Mi manera de ir a la vida tiene desde entonces un nuevo matiz.

Wahe Gurú! Todo ha cambiado.

Devi Dyal Kaur

devidyalkur